Cómo tratar la Fibrosis Quística en clase

Fibrosis Quística en Clase es un proyecto que desarrollamos en la Fundación desde el 2011, nuestro objetivo es contribuir al mejoramiento de la inclusión social en la escolaridad de los pacientes con FQ y para esto, educamos y sensibilizamos a compañeros, docentes y personal administrativo a través de capacitaciones en las que abordamos las generalidades de la enfermedad.

Con este proyecto estamos comprometidos con:

  • La disminución de los índices de desescolarización.
  • La disminución del impacto negativo del ausentismo escolar.
  • El mejoramiento continuo de las relaciones entre paciente, docente y alumnos.
  • La educación de los docentes y personal administrativo para que identifiquen y evalúen los riesgos biológicos que se presentan en el ambiente educativo.

Como profesor y compañero debes saber…

  • La tos es de los síntomas más frecuentes y aunque no es contagiosa, cuando el estudiante tenga algún episodio de tos lo más recomendado es que salga un momento de clase y tome agua para que la flema sea fluida.
  • En los niños con FQ el sudor es excesivo y con gran cantidad de sal, en épocas de intenso calor o cuando realizan actividad física, lo más aconsejable es consumir bebidas hidratantes como (Pedialyte, Gatorade o sueros caseros) .
  • Los niños con FQ deben consumir alimentos cada 2 ó 3 horas y, para que puedan tener mejor absorción de nutrientes deben ingerir enzimas suplementarias.
  • Si alguno de los demás compañeros del aula presenta un episodio de gripa, fiebre o cualquier otra enfermedad contagiosa, el alumno con FQ debe retirarse del aula o quedarse en casa para evitar infecciones cruzadas.
  • Un niño con FQ debe consumir alrededor de 20 pastillas diarias y lo más conveniente es permitir que el estudiante tome sus medicamentos cuando lo requiera.
  • Hasta el momento la FQ no tiene cura; pero, un diagnóstico a tiempo y la atención adecuada permiten que los pacientes lleven una vida normal.
  • Crear un grupo de apoyo con los docentes y compañeros cuando el niño se encuentre hospitalizado o incapacitado, de esta forma será más fácil para el estudiante mantener su nivel académico.